Un año más el municipio de Urduliz nos deja sin palabras.
Una vez más el legado de nuestra compañera Iride Agirre se hace visible.

Y es que lo que comenzó hace 5 años como una muestra de solidaridad se ha convertido ya en una tradición en la que niños y mayores de todas las edades participan, aportan, organizan, nos dan visibilidad y recaudan fondos que se destinarán a investigación para que en un futuro, esta enfermedad que nos robó a Iride, no nos siga robando más vidas.

Gracias Urduliz por ese precioso homenaje, gracias por esa visibilidad, gracias por hacernos pasar un día estupendo y gracias por esos 5.000€ recaudados.

Gracias a Rosi Mendez por su clase de Zumba y al grupo de danzas Iratxo Gorria, gracias al ayuntamiento de Urduliz y a la cuadrilla Deabru Txikiak por la organización Y gracias a todos los que cada año participáis en este maravilloso evento. Y como no, gracias a el Niño de la Capea que cada año acude a esta fiesta y esta vez fue el primero en terminar la carrera.