Mientras el tratamiento sistémico (oral o intravenoso) suele ser la base terapéutica en las pacientes con cáncer de mama metastásico, la radioterapia y de forma específica la radiocirugía craneal y estracraneal, SRS y SBRT, también se indican en estas pacientes por su alto potencial terapéutico local, su poca invasividad y su bajo perfil de toxicidad.

Además, se administran de forma ambulatoria y en pocas sesiones, contribuyendo a reducir las listas de espera, lo que las convierte en herramientas muy coste-efectivas para el sistema sanitario, y convenientes para las pacientes a la hora de normalizar su vida en la medida de lo posible.

Al igual que en otras entidades tumorales como el cáncer de pulmón o el melanoma, la combinación de la SRS/SBRT con tratamientos sistémicos es una estrategia terapéutica en alza, sin embargo, todavía queda por seleccionar y definir de una forma más personalizada qué pacientes con cáncer de mama metastásico son las mejores candidatas a dicha combinación y cuál es el momento y en qué secuencia se deben administrar.

Para ello, son fundamentales los comités multidisciplinares donde se establezca esa indicación y es preciso que una parte de la investigación vaya dirigida a estudiar la combinación de estos tratamientos.

Acceso en el SNS a estas tecnologías: Gracias a las donaciones de la Fundación Amancio Ortega y las inversiones del plan INVEAT de estos últimos años, la renovación de los aceleradores lineales y equipos de última generación ha sido generalizada en el panorama nacional convirtiéndolo en un tratamiento más accesible para las pacientes.

De forma particular, estos nuevos equipos, permiten administrar los tratamientos con la máxima precisión, verificando en tiempo real la posición exacta del paciente y del tumor durante la irradiación, pudiéndolo hacer en un número de sesiones mucho menor. Estos avances, no serían posibles sin los equipos humanos que hay detrás, y que, tras adquirir las competencias necesarias para su manejo, son quienes acercan estas nuevas herramientas a las pacientes.

Agradecemos nuevamente a la Dra. Raquel Ciérvide, coordinadora grupo SRS de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), miembro de Grupo SOLTI, Fundación GEICAM, Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM) y junta del Grupo de trabajo de Mama de SEOR (GEORM); y al Dr. Rafael García, coordinador grupo de SBRT de SEOR, por su colaboración en la elaboración de este post.

La radiocirugía craneal (SRS) y extracraneal (SBRT) dos aliadas a vuestro lado (Parte I)