Nunca es un buen momento para que te diagnostiquen de cáncer de mama metastásico, pero si te enteras de ello con 40 años de edad recién cumplidos, y con una nena preciosa de 14 meses entonces se convierte en un bofetón que te da la vida y que no te esperabas en absoluto

leer más